Expertos consideran que crecimiento estable de economía china es útil para países de G20

El presidente de la compañía agrícola y alimentaria estadounidense Cargill Asia Pacific, Marcel Smits, manifestó que confía en que la empresa mantendrá su presencia en China: «Deseamos acceder a mayores grupos de consumidores en el país».

Cargill abrió este mes una fábrica de proteínas en la ciudad de Chuzhou, en la provincia oriental china de Anhui, con una inversión de en torno a 48,8 millones de dólares, refiere una nota del portal web de la agencia de noticias china Xinhua. 

La empresa también invirtió en abril 112 millones de dólares para ampliar su fábrica de procesamiento de maíz en la ciudad de Songyuan, en la provincia nororiental de Jilin.

«Detrás del creciente número de proyectos de inversión extranjera en China está el desarrollo estable y sostenible de la economía del país», explicó el economista Quan Heng.

El desarrollo de la economía china será un tema de interés común en la venidera cumbre del G20 programada para la próxima semana en Osaka (Japón), de acuerdo con Quan.

Los datos del Buró Nacional de Estadísticas (BNE) muestran que la economía china se mantuvo sólida en mayo gracias a que el consumo, motor principal del crecimiento, aceleró su ritmo de expansión.

Las ventas minoristas se incrementaron un 8,6 por ciento interanual en mayo, por encima de 7,2 por ciento de incremento en abril, para sumar 3,2956 billones de yuanes (479.700 millones de dólares).

El país se ha convertido de manera gradual un líder mundial en el campo de la gobernanza económica, y su experiencia es útil para los miembros del G20, indicó Wang Yuzhu, investigador asociado del Instituto de Estudios Internacionales de Shanghai.

«En los últimos años, China ha adoptado una serie de medidas de reforma para impulsar un crecimiento económico continuo y estable mediante el desarrollo de alta calidad», sostuvo.

A pesar de los crecientes factores de inestabilidad e incertidumbre, la tendencia ascendente a largo plazo de la economía china no ha cambiado, de acuerdo con Fu Linghui, portavoz del BNE.

La reforma estructural por el lado de la oferta y la apertura continua han contribuido a fomentar la capacidad contra los riesgos de la economía china, agregó.

Con un mercado financiero más abierto, las adquisiciones netas de bonos chinos realizadas por los inversores extranjeros han experimentado subidas durante seis meses consecutivos, conforme a la firma China Central Depository & Clearing.

«Las políticas y el ambiente político y económico de China son estables y la deuda nacional nunca se ha dejado de abonar, lo que ha atraído a más inversores globales», opinó el investigador de la compañía Guotai & Junan Securities Zhou Wenyuan.

«La gobernanza económica tiene que ejercerse en el contexto de la interdependencia económica global. Por lo tanto, China no debe solo considerar sus asuntos internos sino también tomar medidas para cumplir con las responsabilidades que tiene por ser la segunda mayor economía mundial», sostuvo Quan.

De acuerdo con Zhou Qiujun, investigador de la Universidad de Ciencias Políticas y Derecho de Shanghai, la experiencia del desarrollo económico continuo y estable de China es una especie de bien público, que puede ayudar a los países del G20 a incrementar su capacidad contra los riesgos.  /CP

#27Jun
#AmazonasIndetenible

Sicoama Amazonas

Sistema de Información y Comunicación del Estado Amazonas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − ocho =