Naciones Unidas reitera el llamado al diálogo para recuperar la paz en Bolivia

El Sistema de las Naciones Unidas en Bolivia condenó enérgicamente el fallecimiento de una tercera víctima de la intolerancia y violencia que continúan en el país, así como de las más de 300 personas heridas hasta el momento, según datos de la Defensoría del Pueblo.

La Agencia Boliviana de Información, reseñó que a través de un comunicado el organismo internacional explicó que “nada justifica el enfrentamiento entre ciudadanos bolivianos y es absolutamente inconcebible la muerte de ciudadanos”.

La medida del Sistema de las Naciones Unidas en Bolivia, fue tomada luego de que la ciudad de Cochabamba viviera una jornada trágica caracterizada por varios escenarios de violencia, que derivo en la muerte de Limbert Guzmán, de 20 años de edad, víctima de la violencia promovida por grupos políticos que alientan el odio entre los ciudadanos.

Además, en la pasada jornada se registró el maltrato de la alcaldesa de Vinto, Patricia Arce, y la violencia contra mujeres que marchaban para pedir paz en el país.

En este contexto, las Naciones Unidas expresó su profunda consternación e indignación ante los altos niveles de violencia registrados en el país, que tuvieron como desenlace el fallecimiento de una persona y más de un centenar de heridos, por lo que se solidariza con las familias de las víctimas y exige a la Policía Nacional, al Ministerio Público y al Órgano Judicial que investiguen, procesen y sancionen a la brevedad posible a los responsables de estos crímenes.

El organismo internacional, también reiteró enfáticamente a todos los actores políticos reducir de manera inmediata las tensiones políticas y desestimar completamente cualquier manifestación violenta que pueda poner en riesgo la integridad y la vida de las personas.

#AmazonasIndetenible

Sicoama Amazonas

Sistema de Información y Comunicación del Estado Amazonas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − cinco =